¿Puede el Albatece Balompié desaparecer?

De todos es sabido que el fútbol español se encuentra en una situación económico-financera calamitosa. La práctica totalidad de los equipos que integran las dos principales divisiones españolas tienen cuantiosas deudas con acreedores de todo pelo, principalmente con la Hacienda Pública. Son pocas, aunque honrosas, las excepciones a esta triste regla.

Albacete_Balompie_1

El principal motivo por el que se ha llegado a esta situación es la pésima gestión llevada a cabo, de manera general, por los dirigentes de estos clubes, aunque el asunto daría para varios post y no es el objetivo concreto de éste que nos ocupa. Aquí y ahora pretendemos explicar cuál es la situación en la que se encuentra el Albacete Balompié S.A.D.

El histórico club manchego tiene una única deuda por IRPF con el Fisco, aunque ésta es de una cuantía muy importante: 1.848.000 euros. Desde el club insisten en recordar que no hay más acreedores y que la plantilla y demás trabajadores se encuentran al corriente de pago. El acreedor, no obstante, aduce que las deudas por IRPF son inaplazables, cosa de la que dudan los dirigentes del equipo albaceteño, lo que le lleva a rechazar la propuesta realizada por el club de realizar un pago del 35 % al contado y la cesión del 45 % de los derechos televisivos. La Agencia Tributaria opta, sin embargo, por embargar dichos derechos televisivos, lo que de hecho supone que la directiva, presidida por José Miguel Garrido, se vea en la obligación de solicitar ante el juzgado de lo mercantil de Albacete la liquidación del club, cosa que tiene lugar el pasado 19 de febrero.

Días más tarde, la jueza de dicho tribunal nombra como administrador judicial a José Ángel Muñoz, quien pasa a tomar las riendas del club a nivel ejecutivo (la directiva oficial queda únicamente con funciones de representación). El administrador judicial tiene desde el momento en que es nombrado un plazo de quince días para elaborar un plan de liquidación. Posteriormente se abre otro plazo de quince días más para que se produzcan las alegaciones que las partes consideren oportunas y, finalmente, otros quince días para que en el juzgado de la capital albaceteña se pronuncien sobre el caso. Dado que los plazos hacen referencia a días laborables, el proceso puede retrasarse más de dos meses.

Expertos en procesos concursales de entidades deportivas coinciden en señalar que lo habitual es que se produzca la venta de la unidad productiva en su conjunto, incluyendo la licencia federativa, bien sea en una venta directa o mediante subasta. Ello tendría como consecuencia que el Albacete no desaparecería. No obstante, si no se lograra acordar la venta global, la entidad habría de liquidarse por partes, lo que ya no aseguraría la supervivencia del otrora llamado «queso Mecánico».

El siguiente momento a tener en cuenta será, aproximadamente, el 18 de marzo. Para esa fecha la administración judicial de José Ángel Muñoz habrá de tener listo el plan de liquidación. Veremos a ver qué pasa entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s