¿Qué es Cabify?

Cabify_Logo

Desde la irrupción de Uber en las noticias por su enfrentamiento con los taxistas de medio mundo, los modernos servicios de transporte de viajeros están ligados sí o sí a la polémica. Cabify es uno de estos servicios pero, a diferencia de Uber, cumple estrictamente con la legalidad de los países en los que opera.

Cabify es un servicio que, desde su aplicación o sitio web, permite la contratación de vehículos de alta gama con chóferes privados. El precio es acordado antes de que el servicio se realice, pues la empresa calcula el recorrido y establece el precio en función de los kilómetros que se vayan a realizar. En el caso de Madrid, se pagan 2,95 euros por cada uno de los tres primeros kilómetros, 2 euros cada kilómetro hasta los 20 y el resto se paga a razón de 1,6 euros el kilómetro.

Aunque también permite «llamar» a taxis, no es este el servicio por el que la empresa se encuentra en franco crecimiento. Aun con todo, en este servicio también se diferencian de los taxis tradicionales, pues sus taxistas han de pasar un examen tras una formación que Cabify les presta, además de tener que se tienen que someter a las valoraciones de los usuarios ordinarios y las de los usuarios de incógnito, que son empleados de la propia empresa que los ponen a prueba.

Cabify cumple, como decíamos al principio, con la legalidad, pues todos los vehículos con los que trabajan tienen la licencia VTC (Vehículo de Turismo con Conductor). Las CCAA permiten a las empresas solicitar las licencias VTC en un máximo, en el caso de Madrid, de una por cada 30 licencias de taxi. Así, Cabify trabaja en la capital de España con 600 coches (y 4.000 conductores), que es el número máximo con el que la Comunidad de Madrid les permite trabajar (hay 18.000 taxis). Asimismo, los conductores que trabajan para Cabify son autónomos o empleados de empresas de transporte de viajeros con los que la start-up trabaja y se llevan una parte de los ingresos.

No obstante, los requisitos legales son muy diferentes según el país en el que se opere. Así, mientras que en España éstos son muy duros, en los demás países en los que opera Cabify (Chile, Perú, México y recientemente también en Colombia) las trabas legales con las que se encuentran son menores. Este es un aspecto, unid al extra de seguridad que le aporta a sus usuarios en determinadas áreas conflictivas de las ciudades latinoamericanas donde operan, que les ha permitido desarrollarse con mayor rapidez en estos lugares. En España, además de en Madrid, Cabify opera en Barcelona, Bilbao, La Coruña, Vitoria y Málaga.

Aunque Cabify es una start-up creada por españoles y en España, la primera financiación, en 2011, no la obtuvo en nuestro país, sino en, como no podía ser de otra manera, en San Francisco, Estados Unidos, y vino de un business angel. Actualmente, y una vez que la empresa ha demostrado su viabilidad, una parte de su financiación ya sí proviene de inversores españoles.

El fundador de Cabify es Juan de Antonio y puedes leer un par de entrevistas con él aquí y aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s