Messi y sus problemas con Hacienda

Messi_Juzgado_Mosso

El pasado 8 de junio, dos días después de que el F.C. Barcelona ganase en Berlín su quinta Copa de Europa, se dictaba el auto, aunque en la prensa no se recogía hasta el 10 del mismo mes, por el que la Audiencia provincial de Barcelona desestimaba el recurso de apelación presentado por la defensa de Messi, al que se adhería el Ministerio Público, contra la resolución del juzgado de instrucción nº3 de Gavá [Enlace al auto]. En dicha resolución, el juzgado catalán decretaba la apertura de juicio oral contra Messi y su padre por la presunta defraudación de 4,1 millones de euros entre los años 2007 y 2009 a través de un entramado societario radicado en Belice, un paraíso fiscal.

La defensa del jugador argentino, así como el Ministerio Público, aducían, en oposición al criterio de la Abogacía del Estado, representante de la Hacienda Pública, que la apertura del juicio oral no procedía, solicitando el sobreseimiento libre, porque no hay dolo en la actuación del jugador por no tener éste conocimiento de que lo que hacía constituía un delito fiscal.

La Sala de la Audiencia, por boca de juez José Luis Ramírez Ortiz, ponente de esta resolución, «estima que se ha reunido base acreditativa suficiente para que la acusación pueda interesar la apertura del juicio oral», por lo que el hecho de si Messi tenía conocimiento o no de lo que hacía es algo que tendrá que ser resuelto en el correspondiente proceso penal.

En dicho proceso, la defensa del astro sudamericano tendrá que hacer ver que lo dicho hasta ahora, que «jamás ha dedicado un minuto de su vida a leer, estudiar analizar el contenido documentario de los instrumentos contractuales y mercantiles que vehiculan la gestión jurídica de su riqueza», es cierto, y que, asimismo, ha sido siempre el padre el que se ha encargado de tales cuestiones.

Entre los hechos que la Sala destaca como indiciarios de la existencia de dolo por parte del acusado, se encuentran los siguientes:

  • El que, una vez alcanzada la mayoría de edad, Messi ratificara personalmente los contratos de cesión de sus derechos de imagen al entramado societario cuyo fin era que los ingresos derivados de dichos derechos acabaran en el paraíso fiscal de Belice.
  • Su condición de administrador y socio único de JENBRIL, S.A., sociedad radicada en Belice, condición a través de la que firmó varios contratos, algunos de los cuales fueron ratificados, además, a título personal.
  • Que dispusiera, como corresponde a su cargo, de firma autorizada en la cuenta abierta de la sociedad beliceña en ANDBANK.

A este respecto es muy interesante reproducir de manera íntegra los elementos de sospecha reseñados en la resolución de apertura de juicio oral y que en ésta, de desestimación del recurso de apelación, se detallan así:

«La constitución de una sociedad de la que el Sr. Messi Cuccittini (Messi) era único socio y administrador, con domicilio en paraíso fiscal, que, a su vez, encomendaba a otras, ubicadas en jurisdicciones de conveniencia, la prestación de servicios relativos a la conclusión de contratos de patrocinio, esponsorización y merchandising, quienes contrataba con las empresas pagadoras, debiendo intervenir, en ocasiones, Messi, en los mismos contratos en la doble condición administrador y jugador. El dominio sobre la mercantil JENBRIL, S.A., la citada doble condición o el hecho de que los pagos los recibieran las sociedades ubicadas en el Reino Unido o Suiza debían despertar la duda en Messi sobre si los ingresos eran transparentes o no para la Hacienda Pública española.»

La Sala, respondiendo a la argumentación de la defensa y del Ministerio Público de que estos hechos son insuficientes para demostrar que Messi conocía el alcance de lo que firmaba, aduce que, «si bien es comprensible que un jugador no esté al tanto de los pormenores de la gestión de un patrimonio millonario, para lo que se provee de asesores, en este caso había datos, al menos a los efectos que nos ocupan, para afirmar la existencia de una sospecha seria sobre la existencia de la deuda tributaria».

De igual manera, los jueces conceden que en alguna ocasión pueda firmarse un documento sin analizarlo detenidamente, pero que «hacerlo de modo sistemático cuando se es consciente de ser titular de un enorme patrimonio cuyos ingresos provienen (…) de la actividad que realiza en un club de fútbol radicado en territorio español, sujetos, por tanto, a tributación en España, y hacerlo, además, como administrador de una empresa radicada en un paraíso fiscal, denota la indiferencia hacia la posibilidad del fraude fiscal. La singularidad del caso, en lo que tanto la defensa como el Ministerio Público parecen fundar la pretensión, nada habitual en la praxis, de exoneración de responsabilidad con efectos de cosa juzgada (se solicita el sobreseimiento libre), radica en el hecho de que el padre del apelante y coimputado ha asumido la total responsabilidad, afirmando que su hijo no estaba al corriente de sus gestiones. Pero esta hipótesis (…) no excluye necesariamente el hecho de que el apelante pudiera haber advertido la irregularidad de los contratos que firmaba y de las declaraciones en las que omitía los ingresos sujetos a tributación.»

El auto de desestimación del recurso presentado por la defensa de Messi acaba con una consideración, basada en la experiencia y en la lógica, bastante demoledora. Así, sostiene que «no es regular ni habitual en la relación entre un padre y un hijo (si ésta es buena, y no hay motivo para estimar lo contrario en el presente caso) que el primero emprenda conscientemente acciones que puedan perjudicar al segundo, determinantes eventualmente de la imputación de hechos delictivos, sin consultarle o explicarle, aún de modo sucinto, el marco general y los riesgos que pueden derivarse.»


* En la fecha en que este post ha sido escrito no hay día aún para la celebración del juicio.

* Ver la infografía del artículo de El País enlazada al final del primer párrafo de este post. Muy interesante.

¿Qué es un aval bancario? Un ejemplo de actualidad

A raíz de la presentación del aval bancario, concedido por el Banco Sabadell a Rodrigo Rato, para cubrir el importe solicitado por el juez Andreu en concepto de fianza por responsabilidad civil, se ha suscitado en las redes sociales una cierta polémica que, en algunos casos, tiene su origen en el desconocimiento acerca de la naturaleza y características de este producto bancario.

Así como en otras ocasiones el objeto del debate es un producto complejo y de difícil comprensión, como ocurría el caso de las preferentes, un aval bancario es un instrumento bastante sencillo y de generalizada utilización en operaciones tan corrientes como el alquiler de una vivienda.

Warranty - Garantía

Un aval bancario no es más que una garantía mediante la que se cubre el cumplimiento de unas obligaciones contraídas en, por ejemplo, un contrato. Así, el agente que concede el aval, el avalista, se encargaría de cumplir con las antedichas obligaciones única y exclusivamente en el caso de que el avalado se vea total y absolutamente incapaz para cumplir con el compromiso contraído. A cambio de gozar de esta garantía, el sujeto avalado se compromete a pagar un precio, que ha de abonarse tanto si se ejecuta el aval como si no lo hace. Este precio dependerá de variables como el importe a avalar o el riesgo de que finalmente el avalado tenga que cumplir con lo pactado y no pueda asumirlo.

En el caso que nos ocupa, el exdirigente de Bankia es el avalado y el Banco Sabadell el avalista, que se obliga a desembolsar los 3 millones si finalmente aquél es encontrado culpable y no tiene medios económicos o patrimonio para cubrir la deuda. El precio, aunque solo nos fijemos en el montante a cubrir y nos dé igual la solvencia del avalado, será alto. En concreto, en los medios se habla de un porcentaje anual cercano al 1,5%, por lo que, de ser cierto, Rato tendría que poner sobre la mesa del Sabadell cada año 45.000 euros.

Rodrigo Rato

El gran beneficiado de esta operación, además del Banco Sabadell si Rato es declarado inocente o puede por sus medios afrontar el pago que le imponga el juez, es la Adminstración Pública, que con el aval tiene un paracaídas y, pase lo que pase, cobrará si finalmente se demuestra que el exdirector del FMI es culpable de los delitos de los que se le acusa.

Así pues, despejamos toda duda sobre la naturaleza y licitud de esta operación, constatando que no hablamos ni de un préstamo ni de un crédito, y comprobamos que no ha habido trato de favor por parte de la entidad bancaria hacia Rato, pues, dentro de la normalidad de lo que es un producto negociado a diario por miles de personas, el avalado desembolsa un precio que la entidad bancaria considera suficiente y, por su parte, ésta se compromete a pagar una cantidad si finalmente el primero no puede afrontar la pena pecuniaria por sí mismo.

Gowex, cronología de un descalabro

GOWEXEl pasado 30 de junio Gowex era una start-up pujante, cuyas cifras de crecimiento eran estratosféricas y que cotizaba en el MAB. Solo una semana más tarde Gowex ha solicitado el concurso de acreedores y su continuidad es más que improbable. ¿Qué ha sucedido en estas casi dos semanas para que se haya producido este descalabro?

Todo empieza con la publicación el uno de julio de un demoledor informe por parte de una, hasta ahora desconocida en España, compañía estadounidense llamada Gotham City Research. En el informe se pone en jaque absoluamente toda la estructura de Gowex y se comunica que las cuentas de la tecnológica llevan siendo falseadas deliberadamente mucho tiempo. En concreto, considera que sólo el 10% de los ingresos son reales y que el valor del título es cero. Esto es, que la pujante compañía tecnológica no vale nada de nada.

Como consecuencia del informe, el valor en el MAB de Gowex se desploma, hecho que Jenaro García, fundador y CEO de la tecnológica, trata de neutralizar a través de la publicación de un comunicado en el que declara que la información de Gotham es falsa, a la que acusa, además, de querer provocar una caída en el valor de los títulos «dentro de una estrategia de inversores a corto plazo». La tibieza del comunicado, en el que no se aporta dato alguno que contrarreste firmemente las graves acusaciones del informe, no consigue mitigar la caída del valor, que pierde en un sólo día el 46%. El informe, además, introduce una sombra de duda sobre el resto de valores del MAB, cuya cotización también cae estrepitosamente.

Un día más tarde, el miércoles, Gowex manda al BME, regulador y supervisor del MAB, un Hecho Relevante en el que anuncia, únicamente, su intención de ponerse en contacto con una de las cuatro auditoras de referencia para «reforzar su transparencia». El anuncio parece frenar la caída del valor, que ese día únicamente pierde un 26%. Entre los dos días, el valor de Gowex se ha reducido un 60%.

Mientras tanto, la CNMV reacciona solicitando información al SEC y a la FCA, reguladores de los mercados estadounidense y británico respectivamente, relativa a Gotham City Research. La intención del regulador español es ver si la firma de análisis estadounidense ha podido cometer un abuso de mercado. No obstante, el regulador español recuerda que su papel en el MAB se reduce a la vigilancia de las conductas de abuso de mercado y al cumplimiento de los procedimientos de dicho mercado. Sin embargo, al tercer día de la publicación del informe maldito, el MAB se ve obligada a suspender la cotización de Gowex, a la que insta a que «concrete del modo más detallado posible el plan de actuaciones que considere preciso definir», y le pone a la tecnológica como fecha límite para dicha explicación la apertura del mercado del día siguiente, aunque finalmente Gowex consigue ampliar el plazo hasta el lunes siguiente.

Publicidad de GowexPor su parte, la Asociación Europea de Inversores Profesionales (Asinver) empieza a sospechar que los retrasos y la indefinición a la hora rebatir el informe por parte de Gowex es un síntoma de que los datos de Gotham son ciertos y, en consecuencia, ese mismo viernes presenta una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra Gowex, su CEO, Jenaro García, M&A Auditores, BME y el asesor de Gowex Ernst Young. A esta denucia se unirán más tarde la plataforma de afectados por la estafa de Gowex y la Asociación Española de Accionistas MInoritarios (Aemec).

Al mismo tiempo, PwC comunica que realizará un forensic (informe forense de investigación) detallado en el que se concrete la situación contable, financiera, contractual y de gestión de Gowex a 31 de diciembre de 2013. El forensic es solicitado por la tecnológica, aunque se intuye que obligada por las terribles circunstancias. El único precedente en España en que se ha utilizado un informe forense de este tipo es en el caso Pescanova, lo que no invita a la tranquilidad.

El fin de seman llega y parece que todo va a continuar sin cambios hasta el lunes. Sin embargo, en la mañana del domingo Jenaro García sorprende y anuncia a través de su cuenta de Twitter que se da por vencido. El anuncio de la red social dice: «Pido perdón a todos. Lo siento de todo corazón». Acto seguido, García presenta su dimisión, que es aceptada. El sorprendente anuncio provoca que el MAB decrete la suspensión de la cotización de Gowex «hasta nuevo aviso». De la misma manera, PwC anuncia que suspende la realización del forensicAsinver pide que se registren las sedes de la empresa y los domicilios de los directivos para evitar que se deshagan de documentos y demás pruebas.

Las compañías del MAB vuelven a notar la sacudida y pierden más valor. Cuatro de ellas, las más grandes en capitalización (Masmovil, Carbures, Eurona Telecom y Ebioss), anuncian que estudian muy seriamente abandonar el MAB y pasar a cotizar en el Mercado Continuo. De hecho, De Guindos estudia muy seriamente obligar a todas las empresas cuyo valor de capitalización sea superior a los 500 millones de euros a que coticen en dicho mercado. El Ministerio del que es titular De Guidos, entre tanto, suspende las ayudas pendientes de entregar a Gowex, que ya debe medio millón de euros al CDTI y 1,5 millones a la Dirección General de Innovación.

El ya ex CEO de Gowex, Jenaro García, manda un correo electrónico a sus exempleados en el que les pide disculpas (tan solo unos días después de que les hubiera dicho a la cara que la información de Gotham era falsa) y les anima a que sigan con el proyecto, «lógicamente con un alcance y ambición diferente al que yo he planteado».

En el octavo día desde que se publicara el informe que desacreditaba toda la trayectoria de Gowex, Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV, declara que es necesario restituir el buen nombre del MAB porque es útili y necesario para las pymes pues «les permite obtener financiación por vías distintas a las bancarias». De la misma manera, considera imprescindible hacer un «análisis crítico», pero cosidera que esta presunta estafa es «una excepción». Al cerrar la sesión en el MAB, cuatro de las seis compañías que cotizan en formato continuo repuntan, algunas incluso a doble dígito, y mitigan las pérdidas de los días anteriores.

Asinver, por su parte, anuncia que pedirá a la Fiscalía que se investigue la sociedad Giotelgy, propiedad de Jenaro García y radicada en Luxemburgo, pues sospecha que se ha desecho del paquete de acciones a través de las que García tenía una de sus participaciones en Gowex. El resto de las acciones las tiene a través de Cash Devices, paquete del que también parece haberse desecho, al menos en parte, según el Hecho Relevante que la propia Gowex emite el día siguiente.

A día de hoy, la situación está en los tribunales y de ahí, probablemente más tarde que temprano, se verán las implicaciones que para cada parte tiene el caso. Así, la Fiscalía ha designado a la Audiencia Nacional como la autoridad judicial competente para llevar el caso, dado que las personas que han podido verse afectadas están distribuidas a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, y algunas incluso están en el extranjero. En respuesta a este mandato de la Fiscalía, la primera actuación del juez Santiago Pedraz ha sido la de citar a declarar este lunes como imputado a Jenaro García, requiriéndole específicamente que lleve su ordenador personal y su teléfono móvil.